LA VIRGEN DEL PERDÓN

Leyenda de México. La leyenda cuenta que hubo un judío que fue arrestado por la inquisición, el hombre en el calabozo solo rezaba sus oraciones judaicas, un día pidió a sus carceleros pinceles y colores, pintó en la puerta de su calabozo la imagen de una virgen.  Un carcelero cuando entro a darle agua y alimento al judío vio su obra y quedó admirado ante la pintura. Fue con los inquisidores y les contó lo que había visto; fueron al calabozo, al ver la imagen se estremecieron, le dijeron al judío que si se arrepentía de sus culpas, lo perdonaban. El judío confesó sus pecados, renuncio a su religión y lo liberaron.

La imagen de la virgen desde entonces está en la Catedral de México y el pueblo la llamó la Virgen del Perdón

Share