CHUCHO EL ROTO.

Leyenda Mexicana. Se dice que era un salteador revolucionario su nombre Jesús Arriaga alias  Chucho el Roto, nació en Santa Ana Chihuatepan, Tlaxcala, México en 1858; fue un hombre hábil que comenzó a trabajar de ebanista a muy corta edad.

Se fue trabajar a la ciudad de México a un taller, ahí llegó  un caballero elegante solicitando un ebanista para examinar una sillería italiana que pertenecía a dos mujeres de la alta sociedad, Jesús se llevó la encomienda y conoce a Matilde de quién se enamoró profundamente; a pesar de ser correspondido no pudo casarse con ella por la diferencia de clases sociales; a pesar de eso Matilde se embarazó y tuvieron una hija.

Jesús se roba a su hija.

El padre de la joven, un millonario de origen frances,  don Diego Frizac lo humillo y amenazó,  ella lo rechaza por la familia, se llevan a Matilde a Europa y a él lo llevan a la carcel más temidas del porfiriato, cuando sale se convierte en un ladrón como venganza del rico que lo mando al penal.

Ella, después de dos años regresa con una niña llamada Dolores que decían que era adoptada; Jesús decide robarse a su hija pero la ley lo persigue y finalmente lo detienen y lo mandan a San Juan de Ulúa Veracruz, donde se decía que torturaban terriblemente a los presos

En1885 Jesús escapó del penal y algo había cambiado en él, se convirtió en un astuto bandido, comenzó a estafar y a robar sobre todo a los ricos para ayudar a los pobres, se le llamó “El Roto” en esta actividad vestía con suma  elegancia como si fuese muy rico de esos tiempos, “los rotos” (elegantes) sus secuaces, “La Changa, El Rorro, Juan Palomo y Lebrije” durante diez años realizaron sus robos; la gente de escasos recursos  lo querían y protegían. Las autoridades del  porfiriato no  podían agarrar a la banda, sus atracos eran en la ciudad de México. Eso lo volvió  en uno de los ídolos más queridos del pueblo robaba a los ricos y lo repartía a los pobres.

En Querétaro fue apresado por el asalto de una joyería.

Nuevamente Chucho El Roto fue a prisión de San Juan de Ulúa de donde se escapa otra vez pero en su intento es descubierto y perseguido en una lancha que lo detuvo mal herido de una pierna y es devuelto a la cárcel.

El juez ordenó trescientos latigazos, Matilde pagó al verdugo para que le diera menos y no lo matara, él no lo aguantó fue llevado al hospital  de Marqués del Montes en Veracruz ahí Matilde habla con él y le pide perdón y le jura amor eterno; el fallece de 36 años de edad el 25 de Marzo1894; Matilde y su hija le dan cristiana sepultura  pero hasta ahora no se sabe dónde fue sepultado.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>